Obesidad: la puerta de entrada a Enfermedades Crónicas No Transmisibles

213

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Obesidad y los mexicanos llegamos a esta fecha con cifras alarmantes, ya que 72.5% de la población mexicana padece sobrepeso u obesidad, lo que nos lleva a ocupar el segundo lugar a nivel mundial en obesidad.

El pronóstico de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es que para el 2030, 39% de los mexicanos tendrán obesidad y es que año con año, esta enfermedad y sus causas incrementan en México y en el mundo. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), estimó que de los 35 países miembro, México ocupa el segundo lugar en los índices de sobrepeso y obesidad; únicamente detrás de Estados Unidos. De acuerdo con estos cálculos, uno de cada dos adultos y alrededor de uno de cada seis niños mexicanos, viven con sobrepeso u obesidad.

A nivel mundial, la misma OCDE estima que las tasas de obesidad y sobrepeso seguirán aumentando en los siguientes años. En Estados Unidos, México y Reino Unido, se proyecta que el 47%, 39% y 35% de la población, respectivamente, padecerán de obesidad para el 2030.

En este contexto, la Dra. Irma Luisa Ceja Martínez, Gerente de Endocrinología y Nutrición de Grupo PiSA, explicó que “la obesidad y el sobrepeso son la acumulación anormal o excesiva de grasa, esta condición está directamente relacionada con el deterioro de la salud e impacta significativamente la vida de quien la padece, así a la sociedad en general”.

“El sobrepeso y la obesidad son padecimientos que se pueden corregir llevando estilos de vida saludables. Tomar acciones para erradicarlos es elemental, ya que están directamente relacionados con Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), como la Diabetes Mellitus (DM) y la hipertensión, que si no son controladas, pueden tener efectos negativos en la salud de los individuos”, indicó la también miembro del American College of Physicians (ACP).

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la hipertensión afecta a uno de cada tres mexicanos y provoca más de 50 mil muertes al año, mientras que la diabetes es experimentada por alrededor de 6.5 millones de mexicanos mayores de 20 años.

Para poder determinar si una persona tiene sobrepeso u obesidad, es necesario medir el Índice de Masa Corporal (IMC). Este se calcula dividiendo la estatura de un individuo, entre el peso total del mismo. Si el IMC resulta igual o superior a 25, se considera que la persona vive con sobrepeso; si el resultado es igual o mayor a 30, se habla de que la persona tiene obesidad.

La médica especialista en medicina interna y ex presidente de la Asociación Jalisciense de Médicos Internistas (AJMI), dijo que “para poder evitar el factor de riesgo que representa el sobrepeso y la obesidad en las ECNT, es fundamental la prevención. Algunas de las de las acciones que se pueden tomar es llevar una dieta balanceada, evitar los productos con alto contenido en grasas, reducir el consumo bebidas endulzadas con azúcares refinados o fructosa, como refrescos o aguas frescas muy dulces, minimizar el consumo de alcohol, no consumir productos de tabaco y realizar actividad física, por lo menos, 30 minutos diarios.”

Ceja Martinez también hizo hincapié en la importancia de leer las etiquetas de los alimentos procesados que consumimos, ya que la OMS recomienda que la ingesta máxima de azúcares añadidos sea únicamente de 5 cucharadas al día.

Estas medidas pueden ayudar a prevenir el desarrollo de la Diabetes Mellitus (DM), la hipertensión, problemas de hígado graso,altos niveles de colesterol, y otras enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad; cuestiones que derivan en una mayor calidad y expectativa de vida.

De igual manera, es importante acudir a una revisión médica con frecuencia, ya que la consulta con un profesional de la salud, puede asistir a mejores hábitos de vida, así como controlar los padecimientos de manera oportuna y prevenir los que no se han presentado.