El misterioso aborto de Marilyn Monroe antes de su sospechosa muerte

30

Por Arantxa Ramírez.

Norma Jean Beaker nació el primero de junio de 1926, en Los Ángeles, California; hoy conocemos a la modelo, actriz y cantante con el nombre de Marilyn Monroe. La artista vivió una infancia dura, empezando por no conocer la identidad de su padre; a los 8 años, su madre fue internada en un hospital psiquiátrico tras ser diagnosticada con esquizofrenia. Vivió la mayor parte del resto de su infancia y adolescencia en un orfanato, posteriormente fue acogida por sus abuelos y otras familias adoptivas, en las cuales sufrió abuso sexual.

En 1946, un fotógrafo de moda la descubrió y empezó su carrera como modelo. Al entrar en el medio, decidió aprender otras disciplinas y comenzó a tomar clases de arte dramático en el Actor’s Lab de Hollywood, junto a clases de literatura en la Universidad de Los Ángeles. Más adelante, sus estudios dieron frutos y aceptó la oferta de 20th Century Fox para participar como actriz de reparto. Unos años después, firmó contrato con Columbia, participando en la película Ladies of the chorus (1948).

Monroe tuvo presencia en varias películas y revistas, su talento la llevó a ser de los rostros más reconocidos, llamando la atención de periodistas y escritores. Falleció el 5 de agosto de 1962 y los forenses confirmaron que fue debido a una sobredosis, pero sigue siendo un caso confuso para el público. Sin embargo, su vida sigue siendo un tema de interés.

Entre tantos misterios que existieron en la vida de la famosa modelo, existe el del aborto al que se sometió antes de fallecer. En el libro de Fred Lawrence Giles, Norma Jean: The life of Marilyn Monroe, recoge testimonios de las personas más cercanas a la artista. 

“Durante todo el mes de julio, Marilyn hizo frecuentes llamadas telefónicas al edificio de justicia de Washington, y cuando Bobby estaba fuera de la oficina, su secretaria, Angie Novello, hablaba con ella”, afirmó Giles en su libro. 

The Daily Best publicó un adelanto, en el que explicaban que el hijo que esperaba podría haber sido del expresidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy o de su hermano, Robert Bobby Kennedy. Aunque en ese último mes, también se encontró con Jose DiMaggio y Frank Sinatra. Uno de los publicistas que trabajaba con Monroe, confirmó que la actriz se internó en el hospital Cedars of Lebanon, Hollywood, con un seudónimo. El texto relata que el publicista se encontraba el shock con la especulación del embarazo de la actriz y que habían transcurrido tres meses desde el último encuentro de la actriz y el presidente, y pocas semanas con su hermano Bobby.

“Habría sido fácil asumir que el bebé que abortó era un Kennedy, pero también estuvo viéndose con otros hombres en primavera y verano”, agregó el escritor. 

No hay duda que la vida y muerte de Monroe es un misterio y lo seguirá siendo; la gran estrella continúa siendo un tema de interés, gracias a la personalidad tan fuerte que poseía y como la hacía resaltar en el gremio.