El Niño Radiante: Basquiat y su vigente legado

237
1986, New York, New York, USA --- Jean-Michel Basquiat --- Image by © William Coupon/CORBIS

Por Arantxa Ramírez.

El pasado 10 de abril, la banda de rock estadounidense, The Strokes, lanzó su álbum The New Abnormal después de 7 años de su último proyecto y como portada eligieron la obra “Bird on Money” (1981) del artista neoyorquino Jean-Michel Baquiat.

Basquiat nace un 22 de diciembre de 1960 en Brooklyn. Desde pequeño, mostró interés por el dibujo; su madre, al ser diseñadora gráfica, lo sumerge en este mundo desde temprana edad al introducirlo a museos de arte y lo alienta por empezar sus propios proyectos. El artista se apasionó por la lectura en español, inglés y francés.
En 1968, un automóvil lo arrolló mientras jugaba en la calle, lo que le costó tiempo en el hospital para recuperarse; ahí encontró consuelo en el manual “Gray´s Anatomy”, que más adelante ocupará como una fuerte referencia para sus obras.

Para la década de los setenta, Basquiat empieza a hacerse visible en las calles de Nueva York, interviniendo edificios con graffiti y firmando como SAMO (Same Old Shit); aunque se podría decir que aquí empieza su obra plástica, se ha aclarado que más bien se trata de poesía gráfica. Cuando el mundo artístico gira su atención a la obra, Basquiat decide desaparecer y lo refleja en la inscripción SAMO IS DEAD (1981). En esta época, residía en las calles para poder experimentar otro tipo de vida y conocer los submundos existentes en la ciudad; así empieza a adentrarse en el arte urbano. Viviendo y durmiendo en las calles es como el artista se termina de formar para convertirse en “El niño radiante”, nombrado así por el poeta René Ricard.

En 1979 fundó la banda de noise rock llamada Test Pattern, junto con Shannon Dawson, Michael Holman y Vincent Gallo. Posteriormente, el nombre fue cambiado a Gray, haciendo referencia al manual que su madre le había obsequiado años atrás. Las subculturas y movimientos urbanos que Basquiat había vivido en carne propia fueron representados en el sonido que este grupo creaba. El artista era insaciable en el ámbito artístico, ya que también se desarrolló en otras disciplinas.

Fue en 1980 cuando expuso su trabajo por primera vez en un colectivo de la ciudad, enfrentando al arte pop y conceptual que ya inundaba a Nueva York. En este evento, capta la atención de Aninna Nosei, quien le ofrece un contrato para patrocinarlo. En 1982, Basquiat tiene 6 exposiciones más en solitario, es en esta época donde aparece “el rey negro”, la famosa figura con corona que representaba la situación de la cultura afroamericana.

La intensidad de la vida del artista se divisa en sus obras, con los trazos tan característicos de su producción; no dejó la vida que llevaba en la adolescencia llena de drogas y otras adicciones, causándole la muerte a temprana edad por sobredosis y así formar parte del famoso “club de los 27”. La edad maldita lo alcanzó, pero Basquiat alguna vez declaró que era inmortal. Hoy podemos asegurarlo, ya que sigue presente en nuestra vidas; sus obras rompen con la brecha generacional y no tienen fecha de caducidad.