Valeria Luiselli: La escritora mexicana con alma de migrante

37

“¿Porque cómo se explica que nunca es la inspiración lo que empuja a nadie a contar una historia, sino, más bien, una combinación de rabia y claridad?”, Los Niños Perdidos (2016).

La escritora mexicana Valeria Luiselli, quien desde hace algunos años reside en la ciudad de Nueva York – estado que ha padecido la infección de COVID-19 de una forma casi tortuosa, registrando más de mil decesos y considerado como uno de los mayores brotes de epidemia en el mundo – recibió el Premio Rathbones Folio 2020 por su libro Lost Children Archive, publicado en español como Desierto sonoro.

“La epidemia ha relativizado muchas cosas para mí. Una de ellas es cómo este tipo de momento históricos te hace consciente de tu fragilidad y de la fragilidad del mundo que te rodea. En ese contexto, lo que a mí me parece más importante es que colectivamente los seres humanos, los gremios artísticos y distintas agrupaciones sigamos creyendo ferozmente en lo que hacemos. […] Que me hayan dado el premio, en medio de una pandemia, me parece importante, porque es una manera de no claudicar, de no dejar que se hunda el barco y, sobre todo, de reconocer que lo que hacemos – hablando del gremio literario – vale la pena y que creemos en lo que hacemos: creemos en los libros como algo mucho mayor, como vehículos de algo que va a sobrevivir a todos”, comparte la autora mexicana en un video, publicado en redes sociales, sobre su galardón, siendo la primera mujer en recibir el Premio Rathbones Folio.

La más reciente obra de Luiselli encierra a una pareja, Mamá y Papá, junto a sus hijos de relaciones pasadas, El Niño y La Niña, en un coche que viaja desde Nueva York hasta Arizona. La novela contiene poemas de Anne Carson, Galway Kinnell y Augusto Monterroso, los cuales constituyen la parafernalia del camino al que se enfrenta la familia; entre montañas y paraísos, el recorrido se tergiversa en una reflexión interna sobre la migración y los miles de niños que buscan cruzar la frontera para encontrar a su familia.

“Se trata de un documento de la violencia política ejercida periódicamente por los gobiernos hacia comunidades del interior de sus países, a las que consideran comunidades no deseables como lo fueron los nativo americanos, a quienes aislaron en reservaciones en su momento; los japoneses, a quienes encerraron en campos de aislamiento durante la segunda guerra mundial; los centroamericanos y mexicanos, segregados en centro de atención, o a los afroamericanos esclavizados y ahora encarcelados masivamente”, comenta Luiselli.

Esta no es la primera ocasión en que Valeria Luiselli trabaja con el tema de la migración, pues en 2016 la editorial sexto piso – misma que se encargó de Desierto Sonoro – publicó un ensayo titulado Los Niños Perdidos (Tell Me How It Ends), en el que recopilaron los testimonios de varios infantes, mexicanos y centroamericanos, sobre su violento y oscuro viaje hasta la frontera de la tierra prometida.

“Si alguien dibujara un mapa del hemisferio histórico y trazara la historia de un niño y su ruta migratoria individual, y luego la de otro y otro niño, y luego la de decenas de otros, y después la de los cientos de miles que los preceden y vendrán después, el mapa se colapsaría en una sola línea – una grieta, una fisura, la larga cicatriz continental”, Los Niños Perdidos (2016).

Valeria Luiselli nació en la Ciudad de México y a los dos años se mudó a Wisconsin con sus padres, quienes se separaron y fue entonces cuando la autora volvió a México. Se graduó de la Universidad Autónoma de México (UNAM) en la carrera de Filosofía y posteriormente cambió sus aires por la titánica ciudad neoyorquina. Completó su doctorado en la Universidad de Columbia y actualmente es académica en el Bard College. Ha sido reconocida con premios como American Book Award, una Beca MacArthur y el más reciente Rathbones Folio 2020.