Contigo en la Distancia: programa que ha discriminado a las artesanas indígenas durante la pandemia

26

Por Arantxa Ramírez.

Este 11 de mayo de 2020, la Unión de Artesanos Indígenas y Trabajadores No Asalariados y del Movimiento Indígena Artesano de México se manifestaron afuera de Palacio Nacional. El motivo es la falta de ayuda prometida. Debido a la emergencia de sanidad tuvieron que frenar sus labores desde finales de Marzo, para los artesanos esto significa la carencia monetaria para subsistir. 

La artesana Briseida López, originaria de Oaxaca, bordaba blusas para venderlas en diferentes puntos de la ciudad. Explicó que tiene dos hijos a su cargo y su esposo se encuentra desempleado. Para no poner en riesgo a su familia detuvo sus actividades y no recibe apoyo por parte del gobierno. Briseida es una de los doce millones de artesanas/os que se enfrentan a la misma crisis. 

“Los ahorros que apenas estábamos juntando los agarré para pagar la renta y también para comer algo. Uno saca de donde pueda. La señora de la renta dice que puede ayudarme hasta que tenga un trabajo, que porque hay mucha gente que se la está viendo muy mal”, comentó en una entrevista. 

El 3.2% del PIB del país lo representa la aportación del sector cultural y de ese pequeño porcentaje, el 18% proviene del trabajo de los artesanos. Aún así no se les ha dado ningún tipo de apoyo a este sector. Briseida relató que no ha llegado a su familia ni una bolsa de despensa, sólo vales de la lechería que no aceptan en cualquier lugar y para recibir este apoyo necesita comprar leche. 

“De dónde voy a sacar para mi leche si no vendo. A veces le digo a mis hijos que no tengo leche, pero ellos son chiquitos, no entienden si tienes o no las cosas”, comentó la artesana respecto a su situación. 

Juan Enrique Bobadilla, representante de la comunidad purépecha en la Ciudad de México, confesó que está aterrorizado, ya que sus sombreros de palma no se venden. Mencionó que la situación antes del COVID-19 ya era complicada, pero ahora es aún peor. Algunos de sus compañeros no tienen para comer y recibieron sólo mil quinientos pesos, lo cual no alcanza ya que tienen alrededor de un mes sin vender. Este apoyo lo otorgó la Secretaria de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes; no sólo fue insuficiente, también benefició a pocos.

Bobadilla criticó al programa Contigo en la Distancia, ya que ha respaldado a algunos sectores, olvidándose de muchos otros; la convocatoria del programa tiene como requisito enviar un video de 15 segundos. El artesano señaló que para ellos es complicado conseguir alimento, aún más tener la facilidad de un celular e internet. Bobadilla forma parte del Moccam, donde argumentaban que el mismo programa es discriminatorio ya que como indígenas no pueden cubrir los mecanismos para entrar. No todas las comunidades tienen acceso a los medios digitales, pues el programa fue hecho para artesanos urbanos.

“No ha habido una solución real”, concluyó Bobadilla respecto a los programas de apoyo.

La desesperación de los artesanos los llevó a crear un centro de Acopio en la calle López 23 en el centro de la Ciudad de México, donde cualquiera puede cooperar con alimentos no perecederos.