May The Fourth Be With You: la filosofía del universo de Star Wars

27

Por M. Tuda.

A pesar de que el origen, según diversas fuentes, de este día tuvo un fin meramente político – el 4 de mayo de 1979, con la victoria de Margaret Tacher como primer ministro en Inglaterra – es un día que celebra a la saga de ficción más famosa de todos los tiempos.

Star Wars cambió la forma de ver completamente el cine. Recaudando más de 503 millones de dólares (según el portal Box Office) con su primera película en 1977.

Si bien ha sido una película que ya ha marcado a casi dos generaciones completas con las escenas de acción, romance, fraternidad, tecnología y nuevos mundos por descubrir, Star Wars, en más de 1230 minutos, nos da muchas lecciones de verdadera sabiduría.

Uno de nuestros episodios favoritos es el quinto, con el título: El Imperio Contraataca (The Empire Strikes Back), estrenada en la navidad de 1980. Cuenta con una de las escenas más famosas en la historia del cine de ficción, en la cual Darth Vader (el antagonista de la primera trilogía) y Luke Skywalker (protagonista de la primera trilogía) pelean a muerte. Vader revela su identidad ante Luke, la cual cambia toda la trama de las siguientes películas.

A pesar de no ser una de las escenas más épicas, hemos elegido hoy una escena un poco más profunda, la cual se desarrolla en Dagobah planeta donde vive Yoda (uno de los personajes más importantes de la saga):

Durante un entrenamiento Luke, ayudado por su amigo droide R2D2, se percata del hundimiento de su nave en un pantano, usando la fuerza (poderes de los Jedi) trata de sacarla, pero no lo logra. Luke lo cree como algo imposible por el tamaño de la nave, recurre a Yoda diciéndole que no lo logrará, a lo que el maestro responde con lo siguiente:

El tamaño no importa… Mírame, ¿por mi pequeña estatura (66 cm) me juzgas? Pues, no deberías hacerlo, porque la Fuerza, es mi aliada. Y es una poderosa aliada. Es creadora de la vida, la hace crecer y su energía nos rodea a todos, nos une. Somos seres luminosos, no ésta cruda materia (tocando el brazo de Luke). Debes de sentir la fuerza a tu alrededor, aquí, entre nosotros, los árboles, las rocas, en todas partes ¡Y sí…! Inclusive entre la nave y la tierra.

Luke: Tú quieres lo imposible…

Acto seguido, Yoda levanta la nave.

El aprendiz, estupefacto, le dice a su maestro: No puedo creerlo…

Yoda le responde: Es por eso que has fallado.

Vemos en esta escena una lección importantísima con un monólogo de Yoda que parece haber sido sacado de un libro de filosofía o religión. La Fuerza de la cual hablan es la propia, el entendimiento con ella nos lleva a hacer cosas que no creíamos que se pueden realizar o creer en que las cosas son posibles, cuando no hay esperanza.

El propio George Lucas, director de la saga original, tuvo una idea que fue pobremente apoyada en su inicio. Empresas como Universal Studios y Walt Disney Pictures, recahazaron la idea de Lucas, fue hasta que acudió a Alan Ladd Jr. Jefe de 20th Century Fox, quien apostó por Lucas y su idea revolucionaria. El resultado: una de las sagas más importantes en la historia del cine.

Yo los invito este cuatro de mayo (“may the fourth” en inglés, inspirado por la famosa frase: ‘ may the force be with you’) a disfrutar de esta magnífica saga, así como a creer en nuestros sueños e ideas aunque se desarrollen en galaxias muy muy lejanas.