Sofia Coppola: el legado de una familia en la pantalla grande

17

Por Arantxa Ramírez.

Hoy festejamos a la directora, guionista, actriz, productora y diseñadora de vestuario: Sofia Coppola. Con 49 años, la realizadora ha destacado por sus múltiples talentos cinematográficos. Nació el 14 de mayo de 1971 en Nueva York y tuvo su primer acercamiento al cine en sus primeros años de vida participando en El Padrino (1972), dirigida por su padre – Francis Ford Coppola. También fue parte de la segunda parte, El Padrino II (1974,) y otros proyectos de su padre.

En 1989, escribió Historias de Nueva York, su primer guión colaborando con el señor Coppola. De igual manera, diseñó el vestuario del largometraje. Trabajo que también desempeñó en El Espíritu del 76, comedia escrita por su hermano.

En 1990, Coppola participó de nuevo en El Padrino III (1990), ésta vez con un papel importante que le dio una fuerte crítica por su interpretación de Mary Corleone.

Fue en 1998 cuando estrenó el cortometraje Lick the Star, en el que se desempeñó como directora por primera vez. Sin embargo, Vírgenes Suicidas (2000) fue la producción en que el talento de Coppola resaltó, luego de crear atmósferas atinadas y ambientes psicológicos lastimeros que terminan por consolidarse en su segunda película: Lost in Translation (2003), filme que le dio un Globo de oro al Mejor Guión y Mejor Película de Comedia. También le valió la nominación al Oscar como Mejor Directora. La primera estadounidense en ser nominada en este rubro, aunque el premio fue para Peter Jackson, pero ella no se quedó con las manos vacías y se llevó la estatuilla por Mejor Guión Original.

Podemos verla en la dirección de grandes películas como Maria Antonieta (2006), Somewhere (2010), The Bling Ring (2013) y La Seducción (2017). 

En abril de este año, se anunció la producción de su siguiente filme: On The Rocks, en la que Bill Murray será participe – quien ya había trabajado con la directora en Lost in Translation. El nuevo largometraje se estrenaría en el Festival de Cannes, aunque tendrá que esperar ya que se pospuso el evento debido a la pandemia de coronavirus.

Hasta el momento, lo que se sabe es que el actor será el padre de Rashida Jones. Juntos protagonizarán una aventura en Nueva York y esta será la primera película de Coppola que integre a una actriz con un papel principal de ascendencia afroamericana.

Se espera que la película tenga el éxito que tuvo Lost In Translation y nos quedamos con ansias por la nueva producción de la tan talentosa directora y el elenco tan exitoso que la compone.