Zara abre en Francia… el primer TT después de la pandemia

49

Desde inicios de la pandemia por Covid-19 en todo el mundo se escribieron cientos, quizá miles, de artículos reflexionando sobre lo que nos dejaría este evento natural que metió a más de la mitad del mundo a sus casas de un día para otro. Los más optimistas decían que volveríamos a las raíces. Que volveríamos (o lo haríamos por primera vez) a recuperar la esencia de un mundo no materialista. Otros más escépticos, pero también podrían ser lo más acertados, decían que el confinamiento únicamente alimentaría nuestra vorágine de consumo.

Incluso, otros más estaban seguros que seríamos como toros antes de salir al ruedo: bufando y buscando víctimas de cualquier tipo. No había renacido ningún tipo de humanidad. Menos de humanismo. Y el ejemplo de ello lo vimos ayer en una tienda de Zara ubicada en la capital francesa. Una meca de la moda.

En un video que se hizo tendencia en redes sociales, grabado por Almudena Ariza, corresponsal de TVE en París, muestra la mezquindad de las personas que no tiene respeto por la memoria de miles de franceses que murieron a causa de la Covid-19. En el audiovisual se aprecia que los compradores que se aglomeraron a las afueras de la famosa tienda nacida en España nunca guardaron sana distancia. El único cuidado que se procuraron fue enjuagarse las manos con un gel que les daban las dependientas.

El debate se ha dado en varios frentes. Uno de ellos…¿es de primera necesidad la compra de ropa en Fase I de la pandemia? La respuesta, por más obvia que parezca, es no.

Otro más. Falta de civilidad. Pensando en uno, no se imaginaron que podrían ser portadores asintomáticos de la Covid-19 y ocasionar un contagio masivo por no cuidar la distancia social.

Eso sí, hay una regla: no puedes permanecer por más de media hora en la tienda…