Leona: película que nos lleva hacia la mirada íntima del crecimiento y autodescubrimiento personal

42

El pasado 17 de diciembre Isaac Cherem estrenó “Leona”, filme que cuenta la historia de una joven judía y su travesía por la adultez reflejada en un amor poco oportuno por un hombre ajeno a su comunidad. En IdentidadMx platicamos con el cineasta.

Cuando tenía veintitrés años, el joven Isaac Cherem decidió estudiar cine. Ante la sorpresa de sus padres, el futuro cineasta se mudó de casa y comenzó así su viaje de autodescubrimiento; poco tiempo después, llegaría a él la idea de un guion que ya azoraba desde hacía tiempo atrás: ¿qué sucede cuando se busca la independencia?

Las experiencias de amigos y conocidos se entremezclan con el mundo ficcional. Cherem, perteneciente a la comunidad judía terminó por adentrarse en una historia de desobediencia y libertad, “todo vino de ver atrás esa burbuja comunitaria donde estaba inmerso inconscientemente y de tener un ojo crítico con sistema de creencias que no me representaban y me enojaban; todo ese revoltijo de emociones fue el empuje para escribir el guion”. 

Leona, cuenta la historia de Ariela (Naian González Norvind) una mujer judía cuya profesión -muralista- la lleva a conocer por casualidad a Iván (Christian Vázquez). Aunque el romance surge, el deber familiar y para con la comunidad judía se interpone, poniendo por primera vez sobre la conciencia de Ariela la pregunta sobre qué pesa más: la libertad de elegir o su destino ya escrito.

El cineasta explicó que debido a que el filme contiene momentos auto biográficos, traspasarlos a un lenguaje cinematográfico fue un proceso doloroso, pero necesario para sanarse. Describiéndolo como “desnudez en público” y de exposición para hallar tranquilidad.

Cherem entonces, estableció que la visión de su película tenía que ser femenina, “para las mujeres que quiero y están a mi alrededor, hermanas y amigas, les es más difícil -la independencia- y por eso traer a Naian al guion fue enriquecedor […] tiene una experiencia distinta no sólo como mujer, pero como miembro de una familia liberal.”

Naian González además de protagonizar la cinta, fue la coguionista que el cineasta necesitaba. La creación de diálogos y construcción de personajes se transformó en una labor de encuentro entre dos realidades ajenas, pero con puntos en común; Cherem refiere a la creación de Ariela y la debía tener una profesión ajena a lo convencional: “al ser muralista resalta su individualidad y una sensibilidad distinta a su familia […] su curiosidad la llevan a expresarse a través del arte y que a parte es democrático porque pinta en la calle”, detalló el director.

Mediante el transcurso de la historia los murales de Ariela se transforman drásticamente, algo que el espectador puede percibir y que además refuerzan la idea del abandono de expectativas familiares y religiosas. Para conseguir veracidad la actriz, Naian González Norvind, llevó a cabo un trabajo de investigación que consistió en asistir a cenas de Shabat y conocer amigos del cineasta; aunque para algunos personajes se utilizaron no actores, como es el caso del rabino, para casi diluir la línea entre realidad y cine.

El tour por festivales de Leona comenzó con el Festival de Cine de Morelia hace dos años, a partir de ahí el cineasta explicó que la cinta ha recorrido otros tantos a nivel internacional como Australia o Gran Bretaña teniendo una recibimiento bastante positivo; por otro lado, la presentación hacia la comunidad judía -confesó- ha sido particular, teniendo opiniones divididas en las que destaca la de un espectador reprochándole que “los trapos sucios se lavan en casa”, pero para Isaac Cherem “no existe paz en mi interior, si no hablo de religión o tabúes”.

Pero más allá de que la película se contextualice en la comunidad judía, el director establece que la historia es contada con temáticas universales. Recalcó el choque generacional que actualmente se vive en la sociedad, la lucha contra el patriarcado y, sobre todo, el énfasis de hablar sobre la transición hacia la adultez; especialmente la primera y la escena final que contrastan a la perfección y representan un “grito al ejercicio de la voluntad y la búsqueda eterna que es la vida”.

Debido al reciente cambio de semáforo epidemiológico, el estreno en cines se ha visto suspendido por lo que, si se desea ver la cinta, el equipo de Leona optó por el streaming. Estando ya disponible a través de Vimeo:

Leona from Fosforescente on Vimeo.

Leona es una película que llega en el momento justo cuando el cine necesita un respiro de lo usual. Isaac Cherem ofrece una introspección al temor por crecer, el peso de las decisiones y el primer amor, al mismo tiempo que un trabajo actoral prometedor por parte de Naian y apoyado con el ya experimentado Christian Vázquez. El director invita a “una inmersión en algo diferente, distinto a los superhéroes o comedias románticas complacientes”.

Trailer: