Anaya, citado para que se le imputen delitos que alcanzarían 30 años de cárcel

0
8
CIUDAD DE MÉXICO, 22ABRIL2018.- Margarita Zavala, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador, Jaime Rodríguezy y Alonso Córdova previo al inicio del debate presidencial en el Palacio de Minería. FOTO: CUARTOSCURO.COM

El pasado sábado el excandidato presidencial, Ricardo Anaya, publicó un video en redes sociales en el que anunciaba que saldría del país. El motivo, dijo, una persecución política en su contra que buscaba encarcelarlo.

Este lunes tanto él como el diario Reforma dieron a conocer más detalles: la Fiscalía General de la República (FGR) lo citaron para comparecer este jueves en el Reclusorio Norte para imputarle los delitos de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa. Esto, derivado de los sobornos recibidos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, en el que Anaya fue coordinador de los diputados del PAN, para aprobar la Reforma Energética.

La investigación contra Anaya se dio gracias a dos testigos clave. Uno de ellos Rafael Caraveo, ex secretario particular del exsenador Rafael Lavalle, quien se convirtió en testigo protegido de la FGR y ha atestiguado sobre los sobornos del ex director de Pemex. Cabe resaltar que Lavalle está preso por los mismos delitos que se le imputarán a Anaya.

Sin embargo, los delitos por los que se le acusa a Anaya no ameritan prisión preventiva. Caso similar al de Rosario Robles, quien lleva presa dos años por ejercicio indebido de la función pública. Aunque la FGR podría pedir esa maedida cautelar en caso de comprobarse que haya “antecedentes migratorios que hagan suponer que pueda darse a la fuga”.

AMLO responde

Desde el primer video dado a conocer el sábado por Anaya, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que si Anaya “es inocente, que no se amapare ni huya”.

Anaya ha sostenido su postura que lo quieren fregar “a la mala” y sobre todo coartar sus aspiraciones políticas para competir por la presidencia de la República en 2024. Y en un segundo video dijo que aunque López Obrador «negó quererme encarcelar, pero resulta que me acaba de llegar el citatorio para una audiencia en el reclusorio norte. Los delitos que me imputan “solo” suman 30 años de prisión. ¡Menos mal que su fuerte no es la venganza! Vamos para adelante, hasta donde tope».

En la conferencia mañanera de este lunes, el titular del Ejecutivo Federal se deslindó de cualquier injerencia sobre la FGR para seguir el proceso contra Anaya.