Aunque hubo baja participación en la Consulta Popular el «sí» para enjuiciar a ex presidentes arrasó

0
12

Domingo 1º de agosto. México vivió su primera jornada de democracia participativa en forma de Consulta Popular. El objetivo era poder alcanzar un 40% del padrón del Instituto Nacional Electoral (INE) para lograr que las autoridades correspondientes, mandatadas por el pueblo, abrieran procesos contra políticos para esclarecer decisiones «tomadas en el pasado».

Sin embargo, el objetivo de la Consulta era abrir procesos judiciales, o al menos poder dar ese empujón que se necesita, contra los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Tres priistas y dos panistas.

El primer paso se tenía que dar el primer domingo de agosto del 2021. Sin embargo, y de acuerdo con los primeros datos del INE, la participación apenas rozó el 8% del padrón electoral. Muy lejos de la meta.

Primeras reacciones 

Mario Delgado y Citlali Hernández, presidente y Secretaria General del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) calificaron la Consulta Popular de exitosa. Se basan en que arrasó el sí. Casi 98%, según datos del INE, eligió la opción del «sí» en la boleta.

«Con la organización de esta primera #ConsultaPopular de alcance nacional, el @INEMexico  reitera su compromiso para que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos políticos y la convicción de que la vida pública es responsabilidad de todas y todos. La consulta fue un éxito», ha tuiteado Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.

 

El mismo Calderón ha calificado la consulta como un fracaso, por la baja participación. Muchos han comparado la cantidad de votos en la consulta con los militantes que tiene el Partido Acción Nacional (PAN) en todo el país.
La lectura para muchos ha sido que la participación fue baja lo que equivale a un fracaso. Sin embargo, y a decir de expertos, ha sido la primera vez que los mexicanos van a las urnas sin que haya que elegir a un representante. Mucho menos movilizados por alguna especie de dádiva.

Críticas a la organización 

El instituto que dirige Córdova fue criticado de boicotear la Consulta. En redes sociales fueron constantes los mensajes sobre la ubicación de las mesas receptoras. Muchos argumentaban que estaban «lejos» de donde tradicionalmente votan. La respuesta del INE fue que muchos ciudadanos decidieron «no prestar» sus casas.