Una boda lujosa, una detención polémica y el discurso de la austeridad otra vez en tela de juicio

51

Más de 300 personas, entre familiares, funcionarios de la 4T, consejeros electorales y legisladores de distintos partidos políticos, viajaron para el evento hasta Guatemala. No importó el partido o la simpatía con la Cuarta Transformación. Hubo panistas, priístas, petistas y empresarios.

El enlace matrimonial entre el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto y la Consejera Electoral, Carla, Humhrey, se convirtió en un nueva escándalo que contrasta la austeridad discursiva de la pragmática que se convierte en su antítesis.

La pareja quería una boda discreta y pidió a los invitados no revelar fotos ni detalles. La realidad es que un «descuido» a cargo de Paola Félix Díaz, sacó a la luz una boda poco austera donde el lujo y el derroche fue la constante. Luego vino el escándalo. En el supuesto avión privado en el que viajaba la hoy exsecretaria de Cultura de la Ciudad de México, traía 35 mil dólares no declarados. Hubo versiones de su detención y uno de sus acompañantes. Luego, el presidente Andrés Manuel López Obrador salió a decir que el efectivo pertenecía al director y dueño de El Universal Juan Francisco Ealy Ortiz.

Minutos después que trascendiera el atropellado arribo de la hoy exfuncionaria a Guatemala, anunciaba su renuncia. Inmediatamente, la jefa de gobierno, Claudia Shenibuam, la aceptó.

“No vamos a permitir que un servidor público llegue al gobierno de la ciudad a querer seguir actuando como en los anteriores gobiernos; eso se acabó, nada de usar aviones privados. Aquí somos ciudadanos gobernando ciudadanos; aquí no hay privilegios, en este caso, aunque era una servidora pública muy eficiente, que le echaba muchas ganas, pues cometió un error al haberse subido a un avión privado. Aquí nadie puede subirse a aviones privados”, dijo Sheinbaum.

Hasta el momento, ningún otro funcionario ni federal ni de la Ciudad de México ha emitido declaraciones al respecto. Muchos menos el dueño del diario aludido. López Obrador se limitó a decir que era un «asunto escandaloso».

«Es un asunto escandaloso en efecto, aún cuando se trata de un acto privado, pues los asuntos públicos son cada vez más públicos en México o se sabe más de asuntos o eventos privados, antes no se conocía nada, había ostentación y derroche», dijo en la conferencia mañanera.

Toda la atención se ha centrado en Paola Félix. Al momento, la imagen de Santiago Nieto, uno de los incorruptibles y manos duras del Gobierno de López Obrador, parece seguir intacta. Aunque hay versiones que dentro de Palacio Nacional hay grupos de poder inconformes por la respuesta del Primer Mandatario mexicano. Es un secreto a voces que quieren verlo en la palestra de los acusados.

Queda esperar si Nieto no corre con la misma suerte de César Yáñez, quien al contraer nupcias con la empresaria Dulce M. Silva protagonizó un mega escándalo por su fastuosidad en 2018. Incluso, fue borrado del mapa mediático y los reflectores, aunque ocupa la cartera de la coordinación General de Política y Gobierno.