Musk, cerca de ser el dueño de Twitter a pesar de la «píldora envenenada»

9

Por Natalia Rodríguez y Celina Lozano

El empresario ofreció 43 billones de dólares por esta compañía, al considerarla «un imperativo social para la democracia y la libertad de expresión». 

El Consejo de Administración de Twitter implementó un plan de derechos para los accionistas conocido como “píldora envenenada”, que haría más difícil y costoso para el magnate Elon Musk adquirir la empresa sin la aprobación de la junta. 

Sin embargo, este fin de semana, de acuerdo con varios medios estadounidenses, Twitter estaría afinando los últimos detalles para cerrar la transacción de venta. A pesar de esto, no se han dado cifras ni fechas en lo que esto podría suceder.

Un poco de historia reciente 

El pasado 14 de abril, Musk, CEO de Tesla y otras empresas tecnológicas, envió una carta al presidente de Twitter, Bret Taylor, para comprar la totalidad de la empresa por 54.20 dólares la acción. De acuerdo con Musk, la compañía debe privatizarse porque no puede “prosperar ni servir” en su estado actual.

En su carta expresó que esta red social tiene el potencial de ser una plataforma para la libertad de expresión a nivel global, y que esta “es un imperativo social para una democracia funcional”. 

El mismo día, en su Ted Talk comentó que sus motivaciones para comprar la empresa con más de 396.5 millones de usuarios no son económicas. Expresó que “tener una plataforma pública de máxima confianza y ampliamente inclusiva es extremadamente importante para el futuro de la civilización”. 

La estrategia de la «píldora envenenada» tendrá validez por un año y se activará si Musk, que actualmente es dueño del 9% de las acciones, amplía su participación en la compañía al 15%. Bajo este plan, los accionistas que realicen compras de nuevas acciones pagarían 210 dólares por acción, mientras que Musk pagaría 420 dólares, dijo el consejo de TW el viernes.

A pesar de que Musk aún no ha respondido a esta medida, ya se han dado diversas reacciones por parte de expertos y analistas al respecto. 

Ele Klein, jefe del Grupo de Fusiones y Adquisiciones y Valores del bufete de abogados Schulte, Roth & Zabel, dijo para CNN que Musk podría lanzar una oferta pública de adquisición, que condicionaría la venta de las acciones a que el consejo de administración de Twitter retire la píldora. 

De acuerdo con Claire Duffy, de CNN Business, también podría demandar al Consejo de Administración de la empresa por este plan, acusándolo de no actuar en el mejor interés de los accionistas. 

En su carta inicial el multimillonario dejó en claro que si la compañía decide no aceptar su oferta, «reconsideraría su posición en la empresa como accionista».