Presenta Argelia Núñez “Las Reinas No Se Rajan”, autobiografía de empoderamiento y resiliencia

26

A los nueve años la vida de Argelia Núñez dio un giro de 180 grados. Tuvo, junto con su familia, que dejar atrás una vida tranquila en La Menoreña, un rancho familiar que su padre heredó de sus abuelos, ubicado en la parte más alta de la Sierra de Santa María del Oro, Durango. Después de eso, nada volvió a ser igual en su vida.

Años después, la empresaria, activista por los derechos de las mujeres y hoy escritora, plasmó en su libro Las Reinas NO se rajan una historia de reinvención, resiliencia y superación propia que busca inspirar a más mujeres.

Desde el Museo Memoria y Tolerancia, Argelia contó las motivaciones que la llevaron a plasmar su vida, o parte de ella, en 157 páginas en las que se sube a una montaña rusa para narrar las partes más exitosas de su vida, pero también las que más dolor le han causado pero que fueron clave para que alcanzara sus metas.

EL MENSAJE

“El propósito es llevar mi voz a todas las mujeres…y a todos los rincones donde pueda ser escuchada con el propósito de cambiarles el chip y hacerles ver que todas las personas tienen en sus manos la posibilidad de cambiar sus realidades”, explicó.

Lo que también pretendo, dice la autora, es hacer un llamado: “Que las mujeres tengan fe para construir su propio camino a través de la formación, el esfuerzo y la inspiración”.

“Soy una mujer hecha y forjada de decisiones firmes. No soy una mujer de circunstancias. La vida se determina por lo que decides hacer”, dijo en la presentación de su primer libro.

En Las Reinas NO se rajan, la autora deja ver el camino que ha recorrido para ser una de las empresarias más reconocidas en la zona de la Laguna y, además, una luchadora social por los derechos de las mujeres.